Adolescentes de Venezuela recurren a la prostitución para luchar contra el hambre


La Tribuna (Honduras) – Un número cada vez mayor de niñas en Venezuela están vendiendo sus cuerpos por sexo a cambio de alimentos a medida que la crisis humanitaria del país afectado por la crisis continúa empeorando.

Un informe del canal estadounidense en español Telemundo relata la experiencia de una niña de 13 años en el comercio sexual.

“Ni mi madre ni mi padre pueden darme las cosas que necesito, como comida o artículos escolares”, dijo la niña.

“Ahora lo que necesitamos es comida, ya sabes, te levantas sin nada para comer”, dijo otra prostituta infantil. “Llevo dos semanas comiendo plátanos y sin nada: plátanos hervidos, plátanos fritos, plátanos hervidos, sin nada. Entonces, ¿qué voy a hacer? Ponte a trabajar.”

Oscar Misle, el director del CECODAP, una organización que busca prevenir el abuso infantil, dijo que aproximadamente 45,000 jóvenes se han visto obligados a abandonar sus ambiciones de trabajar como esclavas sexuales o prostitutas infantiles.

El número de venezolanos que venden sexo ha aumentado exponencialmente en los últimos años, ya que las personas se ven obligadas a ingresar en la industria como medio de supervivencia. Las mujeres cobran entre 80,000 y 160,000 bolívares, el equivalente de dos a cuatro dólares por hora, aunque algunos se pueden encontrar por menos de un dólar.

Miles de mujeres jóvenes también han huido del país para vender sexo a tasas más altas en otros lugares, principalmente en la vecina Colombia, lo que ha provocado un gran aumento en la actividad de tráfico humano.

Los niveles crecientes de hambruna también han llevado a otros incidentes extraordinarios de personas que buscan comida, como el canibalismo, comer perros callejeros y robar animales del zoológico para alimentarse.

El dictador socialista Nicolás Maduro propuso recientemente la introducción de la cría de conejos en muchas de las principales ciudades del país y lanzó una campaña para cambiar la percepción de las personas hacia los animales al considerarlos como carne en lugar de animales.

La falta crónica de productos del país ha llevado al término “dieta de Maduro”, aunque los funcionarios del gobierno han negado la escasez. Una encuesta anual sobre las condiciones de vida venezolanas publicada en mayo encontró que casi el 75 por ciento de las personas perdieron un promedio de 19 libras como resultado de la desnutrición en el último año. El 82 por ciento de los hogares viven en la pobreza.

Estas cifras están empeorando rápidamente en medio de la continua crisis económica y las crecientes tasas de inflación. Según las últimas tasas de cambio, el salario mínimo mensual de Venezuela de 97,500 bolívares ahora se ha reducido a $ 2,37, equivalente a poco más de un centavo por hora.(Tomado de Breitbart.com).

Fuente: La Tribuna – 12/01/2018

Artículos Relacionados

Acerca del autor Ver todas las noticias

HV